Reciclaje de aceite

Reciclaje de aceite

Más de 300.000 toneladas de residuos de aceite usado industrial se generan en España todos los años.

Según la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, los aceites usados son todos los aceites minerales o sintéticos industriales o de lubricación que hayan dejado de ser aptos para el uso originalmente previsto como los aceites usados de motores de combustión y los aceites de cajas de cambios, los aceites lubricantes, los aceites para turbinas y los aceites hidráulicos.

Estos residuos se generan en todos los talleres de reparación de automóviles, en las estaciones de servicio y similares. También es generado en industrias de todo tipo, sobre todo en el mantenimiento de su propia maquinaria (lubricación).

 

Características del aceite industrial

Todo aceite va perdiendo paulatinamente sus cualidades según vaya siendo sometido a los procesos mecánicos.

Sus componentes y aditivos se degradan y aparecen mezclas de diferentes partículas junto a otras derivadas del desgaste de las piezas de la maquinaria.

Estos componentes, como el cloro, el fósforo o el axufre, proporcionan a los aceites su toxicidad y peligrosidad.

 

¿Por qué se deben gestionar adecuadamente?

aceite usado

 

 

Un derrame de aceite tiene un alto potencial contaminante en el Medio Ambiente, ya que además de contaminar el suelo se puede filtrar a través de éste contaminando tanto las aguas superficiales como las subterráneas.

 

El aceite usado es:

  • Tóxico
  • Tiene una baja biodegradabilidad
  • Se acumula en los seres vivos
  • Si se quema emite gases peligrosos

 

El aceite además forma una película impermeable que afecta al desarrollo de la vida biológica del suelo o de las aguas. Los metales pesados que tiene afecta a la fertilidad del suelo y a la vegetación.

La afección en los acuíferos es debida a la misma viscosidad e impermeabilidad del aceite, ya que la película que crea impide o dificulta la oxigenación del ambiente.

 

¿Cómo se tratan?

 

La gestión de los aceites usados se regula por el Real Decreto 679/2006, de 2 de junio, teniendo también en cuenta las  modificaciones de la Ley de Residuos  22/2011, los Reales Decretos 106/2008 y 367/2010 y por la Orden ARM/795/2011.

 

Proceso de gestión

Comienza con la retirada del aceite de los puntos de generación, como talleres o industrias.

Se lleva a centros de transferencia en los que se realizarán análisis para determinar su composición y contaminación con impropios.

Hay tres posibles destinos, dependiendo del aceite recogido:

 

  • Regeneración

Es un proceso que consiste en la destilación del aceite usado para eliminar el agua, los sedimentos, los aditivos, los metales pesados y otros para obtener unas bases regeneradas o bases lubricantes útiles para la fabricación de nuevos aceites.

 

  • Reciclado

Una opción poco utilizada en España pero posible. Mediante un proceso el aceite puede ser utilizado para la fabricación de materiales  como betún asfáltico para el uso de telas impermeabilizantes o en otros productos como pinturas, fertilizantes o asfaltos.

Para su utilización como combustibles, los aceites usados se someten a procesos de filtrado, decantación y reducción del contenido en agua para que sea apto para su valorización energética.

 

  • Valorización energética

Otro posible destino para el aceite usado es el empleo como combustible en diversas industrias, como cementeras, papeleras, hornos,…

 

 

¿Quieres saber cómo se reciclan otros residuos? Haz click aquí

 

Compartir

share-on-facebookshare-on-google+share-on-twittershare-on-linkedinshare-on-emailshare-on-pinterestshare-on-redditshare-on-stumbleuponshare-on-tumblrshare-on-diggit

ENTRADAS RECIENTES

TAGS

CATEGORÍAS

ARCHIVOS